Blog

HomeBlogLa fórmula mágica para escribir posts el triple de rápido

La fórmula mágica para escribir posts el triple de rápido

Como sabréis, hace escasamente un mes, retomé mi aventura como blogger. Después de casi un año de silencio, regresé a un proyecto de gran envergadura como es gestionar un blog.
Supongo que muchos de vosotros os debéis sentir identificados. Arrancáis un blog con mucha ilusión, largas horas eligiendo una plantilla, montando vuestro site y escribiendo los primeros posts. Y de repente os topáis con la realidad, tenéis que sacar tiempo durante la semana para escribir mínimo un post semanal, porque ¿Qué es si no un blog?
Esta labor resulta a veces muy árdua de llevar, sobretodo cuando se debe compaginar trabajo con blog, que al fin y al cabo es un proyecto más.
Evidentemente si se tiene un blog es por hobby -aunque hay muchos y muy buenos profesionales que llegan a poder vivir de éste- y por ello, debe ser tomado como tal y no como una obligación.
El problema viene entonces, cuando al no tratarse de una obligación, lo vamos apartando hasta finalmente abandonarlo, que es lo que nos ocurre a muchos de nosotros.

Hace unos días, leí en un grupo de Facebook que se preguntaba cuál es la periodicidad adecuada para escribir cuando se empieza con un blog. Algunos respondían que al menos dos posts semanales durante los tres primeros meses de lanzamiento, para después pasar a un post semanal. En este caso, es necesario optimizar muy bien el tiempo y aplicar ciertas técnicas de blogger nivel experto.

Muchas personas acaban desistiendo de escribir en un blog porque una sola entrada les supone un promedio de 2 a 6 horas.

Bien, para evitar que nuestro blog caiga en el olvido y reducir el margen de tiempo que le dedicamos a éste, hoy quiero hablaros de algunas tácticas que nos pueden venir bien para lograr escribir al menos un post semanal sin dedicarle excesivas horas.

 

9 tácticas para escribir posts el triple de rápido

 

👉 #Táctica 1. Lee. Lee mucho

Elabora un listado de blogs que seguir semana a semana para mantenerte al día de todo lo que se cuece en la red y fíjate en los artículos que han tenido mejor acogida.

Esta táctica te puede servir para encontrar la inspiración en otros blogs, ya que de repente se te puede ocurrir escribir sobre el mismo tema pero desde otro punto de vista, ampliarlo o profundizar en él.

Éste es uno de los pasos fundamentales en el proceso creativo que puede aplicarse perfectamente a un blog.

[wr_promobox pb_title=”” pb_button_title=”Button Title” link_type=”url” pb_button_url=”http://” pb_button_open_in=”current_browser” div_margin_top=”0″ div_margin_left=”0″ div_margin_bottom=”25″ div_margin_right=”0″ pb_bg_value=”#ffffff” pb_bg_color=”#ffffff” pb_border_top=”5″ pb_border_left=”5″ pb_border_bottom=”5″ pb_border_right=”5″ pb_border_value=”#ff4444″ pb_border_color=”#ff4444″ pb_show_drop=”yes” elements=”title__#__content__#__ ” title_font=”inherit” pb_button_size=”default” pb_button_color=”btn-danger” appearing_animation=”0″ disabled_el=”no” ]

Según G. Wallas son 4 las fases que contribuyen en el proceso creativo:

  • Preparación: Esta fase coincide con la táctica número 1. Se trata de recoger la máxima cantidad posible de información entorno el tema.
  • Incubación: en esta fase se deja la mente reposar con toda la información que se ha ingerido para que trabaje.
  • Iluminación: Se encuentra la solución al problema. La persona recibe la inspiración en el momento menos esperado.
  • Verificación: Finalizado el acto creativo se elabora la idea.

[/wr_promobox] Fases Proceso Creativo

Como vemos, las fases del proceso creativo podrían plasmarse perfectamente al proceso de redacción de un post.

 

👉#Táctica 2. Lleva siempre un bloc de notas

Cuando hayas puesto en práctica la táctica número 1, tu mente empezará a trabajar sin que te des cuenta y en el momento menos esperado te vendrá la idea. Por este motivo debes estar preparado/a y no dejar que las ideas se te escapen.

Lleva siempre contigo una libreta y boli o en su defecto el móvil, que ya hasta viene preparado con un bloc de notas. No repares en si esa idea tiene mucho sentido, tú solo apúntala y ya habrá tiempo de darle coherencia.

Cuando puedas sentarte en frente de tu ordenador, toma todas esas notas que has ido apuntando a lo largo de la semana, y agrúpalas en un mismo documento. Verás que te resulta mucho más fácil.

 

👉#Táctica 3. Elabora un calendario editorial

Cada vez que te sientas en frente de tu blog pierdes un montón de tiempo pensando sobre qué vas a escribir. En vez de eso elabora un calendario de contenidos para todo el mes. Puedes hacer uso de Google Calendar, es genial para programar eventos, ya que te permite instalar alarmas días o horas para que te avisen el día que tienes que publicar.

Si prefieres no programarte tus publicaciones tira de tu libreta mágica, esa de la que te he hablado en el punto número 2. Ábrela y repasa todos esos temas que se te han ido ocurriendo sobre los que escribir.

 

👉#Táctica 4. Optimiza tu tiempo

Aprovecha al máximo todos tus ratos libres. Por ejemplo, si tienes una hora para comer, quizás puedas dedicarle 30 minutos a la escritura. Saca partido de todos esos momentos en que no hagas nada para ir escribiendo breves fragmentos cada vez.

¿Estás en el tren y se te empieza a venir a la cabeza fragmentos que incluirías en tu post? Saca tu móvil y apúntalos. Ya tendrás tiempo de juntar todos esos fragmentos para conformar un solo post. Verás que así es mucho más fácil redactar un artículo cada semana, ya que en vez de dedicarle 4 horas en un día, vas dedicándole breves fragmentos de tiempo cada día hasta armar un sólo texto.

 

👉#Táctica 5. Recurre a un plan B

¿Qué ocurre esas semanas que te sale un imprevisto y no puedes escribir un post? Recurre a un plan B. En esos casos recomiendo que tengas reservado un artículo de emergencia, algo sobre lo que hayas escrito en algún momento y lo tengas en borrador preparado solo para publicar.

También puedes escribir sobre temas fáciles como por ejemplo “Los 10 artículos que han funcionado mejor este 2015”.

 

👉#Táctica 6. Practica la escucha activa

Participa en foros y grupos de Facebook, Linkedin  o Google+ para averiguar las inquietudes de otros usuarios y darles respuesta en forma de entrada en tu blog.

Ahí tienes un buen filón sobre qué escribir. De esta forma te aseguras que cuando alguien realice una búsqueda en Google sobre cómo hacer una determinada cosa, aparezca tu entrada entre los resultados de búsqueda. Además ahí tienes una fuente inagotable de contenidos para tu blog y conseguirás fidelizar a tu audiencia dándoles lo que quieren leer.

 

👉#Táctica 7. Deja el título para lo último.

Deja el título para lo último. Seguramente te pase que de entrada no se te ocurra ningún título atractivo para tu post.

En este caso escribe un título comodín que incluya un beneficio. En mi caso siempre luego empezar todos los posts con “cómo”.

Deja que tu artículo madure y no pierdas tiempo intentando escribir un titulo molón al principio.

Cuando tengas tu pieza lista para publicar céntrate en un título atractivo que haga que el lector se decante por leerte a ti y no a tu competidor. En este caso empecé el post con:

[wr_promobox pb_title=”” pb_button_title=”Button Title” link_type=”url” pb_button_url=”http://” pb_button_open_in=”current_browser” div_margin_top=”0″ div_margin_left=”0″ div_margin_bottom=”25″ div_margin_right=”0″ pb_bg_value=”#ffffff” pb_bg_color=”#ffffff” pb_border_top=”5″ pb_border_left=”5″ pb_border_bottom=”5″ pb_border_right=”5″ pb_border_value=”#ff4444″ pb_border_color=”#ff4444″ pb_show_drop=”yes” elements=”title__#__content__#__ ” title_font=”inherit” pb_button_size=”default” pb_button_color=”btn-danger” appearing_animation=”0″ disabled_el=”no” ]

  • Título comodín: Cómo escribir posts fácilmente
  • Título molón: La fórmula mágica para escribir posts el triple de rápido

[/wr_promobox]

 

👉#Táctica 8. Reutiliza posts viejos con contenido actualizado

¿Tienes algún post que te haya funcionado muy bien a nivel de visitas? Actualízalo con contenido nuevo y recupera tu ránking en Google.

Actualmente Google favorece aquellos blogs que actualizan el contenido y da preferencia en su ranking aquellas entradas más nuevas por así decirlo. Imagina que has escrito sobre un tema que tuvo mucho éxito en 2014. Lo más seguro es que Google de prioridad a posts sobre el mismo tema que se hayan escrito más recientemente. Recupera tu posición actualizando ese post que tanto éxito tuvo en su día.

 

👉#Táctica 9. Olvídate de la estructura de tu post

Una vez tengas claro el tema de tu post, escribe de forma rápida todo lo que se te venga en mente sin detenerte a perfeccionar la pieza.  Ya habrá tiempo luego de darle coherencia sintáctica a todo el post.

Personalmente, me ocurría que cada vez que me disponía a escribir un post perdía muchísimo tiempo en que cada párrafo quedara perfecto. Si en un fragmento empleaba una palabra en el siguiente debía poner un sinónimo y no repetir ésta otra vez. Me dí cuenta que de la manera como lo hacía perdía el triple de tiempo que si lo escribiera todo de una vez.

 

[wr_divider div_margin_top=”0″ div_margin_left=”0″ div_margin_bottom=”25″ div_margin_right=”0″ div_border_width=”2″ div_border_style=”solid” div_border_color=”#E0DEDE” divider_width=”100″ disabled_el=”no” ][/wr_divider]
  • Imagen de Freepik

¿Te ha gustado este post? Si es así te invito a dar un paseo por el apartado Blogging de mi Blog.

¿Eres de los que le cuesta escribir un post semanal? Déjame un comentario y cuéntame tu experiencia 😉 .

Banner_recursos_diseno

Suscríbete y recibirás cientos de tutoriales súper chulos de marketing online directamente en tu correo

 

The following two tabs change content below.
Apasionada del Marketing Online y el Social Media. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la URV con Máster en Social Media y Community Manager por la UNED. También podéis encontrarme en Google+

Leave a Comment

Leer entrada anterior
Alcance organico Facebook
10 formas de aumentar el alcance orgánico en Facebook

En 2015, Facebook anunciaba que reduciría drásticamente el alcance orgánico. Este 2016 no va a ser menos, por lo que...

Cerrar